FABRICACIÓN SOSTENIBLE Y REDUCCIÓN DE LOS RESIDUOS



No se debe dejar plástico en el mar ni en las playas.

Las investigaciones han demostrado que hay importantes cantidades de plástico en los océanos del mundo. Como los envases de plástico son un componente de la cantidad de residuos que contaminan nuestras playas y océanos, queremos ayudar a detener el flujo de los plásticos de las vías marítimas mundiales.

Ya hemos comenzado este proceso mediante la innovadora creación del primer envase de champú reciclable del mundo fabricado con plástico recogido de las playas. El plástico que proviene del entorno marino es muy difícil de reutilizar debido a la degradación, pero junto con nuestros colaboradores TerraCycle y SUEZ, hemos descubierto un método revolucionario para integrar el 25 % de este plástico en el envase.

Nuestro compromiso es no dejar plástico en el mar ni en las playas. Estamos trabajando con el Consejo Consultivo para la Juventud del Día Mundial de los Océanos y algunas de las mentes más brillantes para encontrar soluciones al problema de la contaminación de los océanos a causa del plástico.

Seguiremos trabajando de forma interna, innovando día a día, inspirando a los demás mediante apoyo y colaboración, y educando a nuestros consumidores sobre cómo pueden ayudar a proteger y preservar nuestros océanos y playas.

Nuestro objetivo para 2030: Gracias a nuestras acciones, inspiraremos y haremos posible el consumo responsable. Vamos a buscar soluciones para que ningún envase de P&G acabe en el océano.