Ir al contenidoSaltar a la búsqueda

Cómo lavarte el pelo correctamente

Si amontonas el cabello en la coronilla o lo secas con la toalla con mucha fuerza, lo estás haciendo mal. Te contamos cómo lavar tu cabello realmente para no dañarlo y dejarlo limpio y bonito

No amontones el pelo

Si cuando estás extendiendo el champú, amontonas el pelo en la coronilla, puedes crear enredos imposibles de quitar.

Se llama “nidificación” y daña el cabello de forma permanente.

En vez de eso, extiende la espuma de la raíz a las puntas, en la misma dirección que las cutículas; así desharás los enredos, en lugar de crearlos.

Céntrate en el cuero cabelludo

Masajear el champú por todo el pelo es tentador, pero lo ideal es centrarse en el cuero cabelludo.

Es ahí donde se acumulan las grasas y la suciedad, así que debes mantenerlo limpio.

Si solo insistes en el pelo, aclararás el champú sin que llegue al cuero cabelludo. Céntrate en el cuero cabelludo y la gravedad hará el resto cuando te aclares, arrastrando el champú por el cabello mientras lo limpia.

Mantén el agua a la temperatura de tu cuerpo

Si alguna vez has intentado limpiar una sartén grasienta con agua fría, ya sabrás que no funciona muy bien.

El agua más caliente ayuda a desincrustar la suciedad y la grasa del cuero cabelludo y el pelo. Así se consigue que el champú se combine mejor con ellas para eliminarlas con el aclarado.

Eso sí, no uses un agua demasiado caliente, ya que podrías dañar el cuero cabelludo sensible.

Mantenerla a unos 38ºC debería bastar para conseguir una buena limpieza sin perjudicar tu cuero cabelludo.

Cuidado con la toalla... ¡y el secador!

Mucha gente se seca el pelo con la toalla, pero frotar con fuerza es una idea terrible. Ese movimiento podría enredar el pelo e incluso dañarlo.

Entonces, ¿vas a usar el secador? Pues ten cuidado: el calor en exceso puede dañar tu pelo y tu cuero cabelludo.

Lo mejor para retirar el exceso de agua es dar unos golpecitos con la toalla o enrollarlo con ella para después, si puedes, dejarlo secar al aire. Si prefieres usar el secador, evita la temperatura más alta para minimizar los daños.

¿Con qué frecuencia debes lavarte el pelo?

Lavarte la cabeza todos los días no daña tu cabello. Aunque vaya en contra de todas esas teorías sobre no usar champú, es verdad. Descubre el motivo en nuestra guía sobre la frecuencia de lavado del cabello

Puedes lavarte el pelo todos los días. De hecho, mucha gente lo hace, sobre todo en climas más cálidos donde hay que eliminar el sudor y las grasas que se acumulan a lo largo del día.

Hay diversos mitos muy extendidos que afirman que lavarse el cabello a menudo puede resecarlo. La gente afirma que al quitarle las grasas naturales, se elimina la hidratación natural esencial.

Pero no es verdad. El cuerpo fabrica sebo continuamente, así que, en cuanto eliminas un poco con champú, el cuerpo ya ha comenzado a reemplazarlo.

Llevamos 50 años estudiando el cuidado del cuero cabelludo (imagina cuántas cabezas suman) y, aunque te laves el pelo a diario, las grasas naturales del cuero cabelludo y el pelo permanecen para mantenerlos hidratados.

Decidas lo que decidas, lava tu pelo regularmente


Algunas personas prefieren no usar champú, mientras que otras lo usan muy poco, pero no es aconsejable para tu pelo ni tu cuero cabelludo.

Si no te lavas el pelo o usas solo agua durante mucho tiempo, las grasas, el sudor y la suciedad se acumulan.

Con el tiempo, se descomponen en sustancias que pueden irritar e, incluso, dañar tu cuero cabelludo. Así que necesitas usar champú con regularidad para evitar la formación de sustancias irritantes.

¿Es malo lavarse el pelo todos los días?


Si te lavas el pelo a diario y lo notas más seco, deberías considerar cambiar de champú.

Un buen champú con los ingredientes hidratantes necesarios mantendrá tu cabello sano y acondicionado, aunque lo uses todos los días.

h&s es uno de esos champús: su fórmula con pH equilibrado se ha diseñado para usarlo a diario.

3 veces a la semana para tratar la caspa

Nuestros estudios demuestran que las personas con caspa moderada y severa pueden librarse de la descamación si utilizan el champú anticaspa h&s solamente 3 veces por semana.

Además, solo se puede utilizar ese champú. Si cambias entre un champú anticaspa y uno normal o si utilizas un acondicionador convencional después del champú, no será tan efectivo.

Esto se debe a que otros champús y acondicionadores pueden eliminar los activos anticaspa de tu cuero cabelludo, reduciendo su eficacia.

Así que sigue utilizando nuestro champú anticaspa. Utilízalo al menos 3 veces por semana e, incluso, a diario para mantener la caspa a raya y lucir un pelo sano.

Además, nuestra novedosa fórmula de triple acción le dará un aspecto increíble.

Esta mejora está inspirada en los productos de cuidados de la piel más populares y cuida de tu cuero cabelludo en 3 pasos:

  • Limpia: sus agentes purificantes eliminan las escamas de caspa, la grasa y el sebo para dejar el pelo más limpio

  • Protege: la nueva fórmula contiene microminerales que permanecen tras el lavado para proteger tu cuero cabelludo frente a la caspa y que tu cabello pueda crecer en una base más sana

  • Hidrata: ofrece un acondicionamiento adicional instantáneo para dejar tu pelo suave, mientras que los microminerales ayudan a reparar el cuero cabelludo y mantener la hidratación

Más consejos y recomendaciones sobre cuidado capilar

Temperatura del agua, cuero cabelludo y cabello

Si el agua de la ducha sale muy caliente, podrías dañar tu cuero cabelludo. Si está demasiado fría, podrías no lavarte bien.

En primer lugar, piensa para qué sirve el agua:

  • ayuda a que el champú haga espuma y se extienda por el cuero cabelludo

  • disuelve la suciedad y el sebo

  • elimina el champú, la suciedad, el polvo y la caspa del pelo y el cuero cabelludo cuando te aclaras

Temperatura suficiente para limpiar bien...

El agua ablanda las grasas del pelo, que están en estado cerúleo o semisólido. Estas grasas están en estado líquido a temperatura corporal, pero se solidifican en superficies más frías.

El agua caliente facilita que el champú elimine las grasas, la suciedad y el polvo acumulados que ensucian tu cuero cabelludo.

Pero sin pasarse...

Sin embargo, no te excedas con la temperatura, ya que el agua muy caliente puede irritar e, incluso, causar daños en tu cuero cabelludo.

Si tu cuero cabelludo está en contacto con agua muy caliente durante demasiado tiempo, podría debilitarse y ser vulnerable a otros daños, desde factores que lo irritan, como los productos de peinado, al microbio que causa la caspa.

Entonces, ¿cuál es la temperatura ideal?

Debes mantener una temperatura suficientemente alta como para eliminar la suciedad en profundidad, pero sin causar irritación.

Una temperatura ligeramente superior a la del cuerpo es lo ideal: alrededor de 38ºC.

Ofrece un equilibrio perfecto entre mantener tu cabello limpio y sano sin irritar tu cuero cabelludo.

ÚNETE A NUESTRAS REDES SOCIALES